Queridos amigos, os invito a transitar juntos mi blog.

Ven, vagamente,
ven, levemente,
ven solo, solemne, con las manos caídas
a tu lado, ven
y trae los montes lejanos junto a los árboles próximos,
funde en un campo tuyo todos los campos que veo,
haz de la montaña un bloque sólo de tu cuerpo...

(Fernando Pessoa)

20 abril 2012

Libros para vivir

queridos amigos, aprovechando un acceso de serenidad de espíritu coincidente con tiempo libre, he decidido trascribir en este blog algunos comentarios de libros que me parecen joyas imperecederas. Compartiéndolos con vosotros volveré a sentir el placer primigenio de su lectura y espero que os sirva para encontrar, no sólo libros que tal vez algunos desconozcáis, sino, como a mí, motivos para seguir viviendo con la intensidad que merece esta apasionante travesía que llamamos vida.
Para empezar lo haré con un libro que tampoco yo conocí ni leí en su momento, que alguien me recomendó y no tengo palabras suficientes para agradecérselo. Que nos descubran a tiempo una lectura es uno de los pocos milagros que uno debe añorar con irreductible fe.
Después de este libro (“Romanticismo”, de Manuel Longares) con el que empezaré los erráticos comentarios de esta sección de mi blog, incorporaré tanto descubrimientos recientes (Rafael Soler) como viejos compañeros de mi viaje que llegaron a mí hace más de treinta años (M. Youcenar, A. Camus…).
Espero que os sean de utilidad mis diletantes pensamientos y a mí me renueven la felicidad que siempre encontré en sus páginas gracias a las que comprendí un poco la naturaleza humana y la del mundo…


jaime alejandre

1 comentario:

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Gracias, Jaime. Tus descubrimientos serán agradecidos en todo momento. Seguro que aportarás lecturas sorprendentes, que recordaremos gracias a tu empeño.

Un abrazo.