Queridos amigos, os invito a transitar juntos mi blog.

Ven, vagamente,
ven, levemente,
ven solo, solemne, con las manos caídas
a tu lado, ven
y trae los montes lejanos junto a los árboles próximos,
funde en un campo tuyo todos los campos que veo,
haz de la montaña un bloque sólo de tu cuerpo...

(Fernando Pessoa)

21 abril 2013

Poesía española en LSE

Queridos amigos:

la Fundación CNSE para la supresión de las barreras de comunicación de la Confederación Estatal de Personas Sordas ha elaborado la primera antología de poesía española en Lengua de Signos Española (LSE).
De la selección de poetas y poemas así como de la elaboración de las introducciones históricas de contexto y de las biografías me he encargado yo, en uno de los proyectos más subyugadores de cuantos he tenido la fortuna de hacer en mi vida.


La antología recoge poetas desde el siglo X (hispanoárabes y medievales) hasta el siglo XXI (fallecidos) con poemas originales escritos en las diversas lenguas de España (castellano, catalán, gallego y vasco).


En "La  noche de los libros" del próximo "Día del Libro", el martes día 23, a las 1830 horas haremos una primera presentación de la antología en la librería-cafetería La Marabvunta de Madrid (Calle Torrecilla del Leal, 32, www.lamarabunta.info)


Además de la lectura e interpretación de varios poemas en LSE (a cargo de intérpretes de LSE y de la poeta Carmina Casala y de mí mismo) para romper no sólo barreras de comunicación sino estereotipos, contaremos con la música de José Viejo a la flauta y Donato Goyeneche a la percusión.

Un acontecimiento único que no deberíais perderos.

La antología ya puede disfrutarse en:
http://www.fundacioncnse.org/poesiaenlse/



Sor Juana Inés de la Cruz (San Miguel Nepantla, México, 1651- Ciudad de México, 1695)

Sátira filosófica en redondillas. (Fragmento)

Arguye de inconsecuentes el gusto y la censura
de los hombres que en las mujeres acusan lo que acusan.

Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis:
si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?
Combatís su resistencia,
y luego con gravedad
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.
Parecer quiere el denuedo
de vuestro parecer loco,
al niño que pone el coco
y luego le tiene miedo…
Con el favor y el desdén
tenéis condición igual,
quejándoos, si os tratan mal,
burlándoos, si os quieren bien.
Opinión, ninguna gana,
pues la que más se recata,
si no os admite, es ingrata
y si os admite, es liviana.
Siempre tan necios andáis
que con desigual nivel
a una culpáis por crüel
y a otra por fácil culpáis.
¿Pues cómo ha de estar templada
la que vuestro amor pretende,
si la que es ingrata ofende
y la que es fácil enfada?...
Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas…
Pues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis…


Lope de Vega (Madrid, 1562-1635)

Rimas humanas. Soneto. Definición del amor.

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;

no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;

huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño;

creer que el cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño;
¡esto es amor!, quien lo probó lo sabe.


Blas de Otero (Bilbao, 1916 – Majadahonda, Madrid, 1979)

En el principio

Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como un anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra.

Si he sufrido la sed, el hambre, todo
lo que era mío y resultó ser nada,
si he segado las sombras en silencio,
me queda la palabra.

Si abrí los labios para ver el rostro
puro y terrible de mi patria,
si abrí los labios hasta desgarrármelos,
me queda la palabra.

(De “Pido la paz y la palabra”, 1955)


Miquel Martí i Pol (Roda de Ter, 1929 - Vich, Barcelona, 2003)

Principis

He endreçat el calaix; ja l’hi tenia
però no se sap mai què pot passar
si ve que, fet i fet, em globalitzen.
Amb l’endreça defenso una misèrrima
quota de poder: la de pensar
lliurement el que vulgui i comportar-me
discretament d’acord amb el que pensi.
Funambulesc, faig tràgics equilibris
entre el silenci i la procacitat
i menjo poc i bec encara menys
per si tornen els dies de penúria.
No passaré de vell, però confio
que sempre hi haurà algú per recordar
que el sol surt per tothom, i cada dia.

                   (De Després de tot, 2002)

Principios

He ordenado el cajón; ya lo estaba
pero nunca se sabe qué puede suceder
si ocurre que, después de todo, me globalizan.
Al ordenarlo defiendo una misérrima
cuota de poder: la de pensar
libremente lo que quiera y comportarme
discretamente con arreglo a lo que piense.
Funambulesco, hago trágicos equilibrios
entre el silencio y la procacidad
y como poco y bebo todavía menos
por si regresan los días de penuria.
No pasaré de viejo, pero confío
que siempre habrá alguien para recordar
que el sol sale para todos, y lo hace cada día.

                   (De Después de todo, 2002)